X el Campeonato: Juntos Equipo y Afición

Rayados la Afición confía en Uds.
Su Técnico y Directiva también confían en Uds.
Confíen en Uds. mismos y lograran el campeonato.
Les deseamos Éxito en esta etapa final del torneo.

Solo Recuerden: La suerte es para los conformistas, el éxito es para los triunfadores.

Van por el título! Rayados vencen sin apuros al Atlante y pelearán por el título del Apertura 2004

Hambrientos de triunfo y goles, los Rayados completaron anoche su obra de aniquilación sobre los Potros del Atlante y con un claro 3-1, para un global de 7-2, avanzaron a la Final del Apertura 2004.

El Monterrey exhibió su espíritu guerrero, buen futbol y goles para llegar a ritmo de campeón a su segunda Final en en año y medio, en busca del tercer título de Liga de su historia.

A pesar de la ventaja con que llegaba, tras ganar 4-2 el juego de ida, en la Ciudad de México, el equipo de Miguel Herrera, como es su sello, rindió tributo al futbol y éste le respondió con un marcador holgado, sin complicaciones, para darle un sábado inolvidable a su afición.

Los Rayados no le quedaron mal a los 36 mil aficionados que llenaron el Estadio Tecnológico y que habían comenzado la fiesta desde el miércoles. En una noche donde cobraron venganza de aquella Final perdida ante el Atlante en la temporada 92-93.

Guillermo Franco, quien salió con una banda protectora en la cabeza, por las heridas en rostro y parte trasera de la cabeza que sufrió en el duelo de ida, no podía faltar a un partido de esta magnitud y con dos goles guió a los Rayados a la Final, en espera de conocer esta noche si es Pumas o Atlas su rival.

El “Guille” abrió el marcador a los 24 minutos, cuando recibió en el área un servicio de Ismael Rodríguez desde la izquierda, hizo un quiebre dentro del área y fusiló a Federico Vilar, para el 1-0.

Los Rayados llegaron con una ventaja clara, pero nunca cayeron en la tentación de cuidar el marcador. Al contrario, jugaron como si ellos fueron los necesitados de goles, atacando a unos Potros que prácticamente no llegaron a la meta albiazul.

Una buena noticia más transmitieron anoche los Rayados, su solidez defensiva, basada en gran parte en la posesión del esférico y el orden.

Tras el 1-0, el pase a la Final estaba definido, pero el equipo albiazul aún tenía hambre, porque siguió atacando y a los 35’ Ernesto Serrato envió un tiro-centro que el arquero Federico Vilar tuvo que desviar con apuros.

Dos minutos después, Jesús Arellano tuvo a modo el balón para liquidar a los Potros, pero voló su disparo.

Para el complemento, el Tec era una fiesta y el público gozaba desde la tribuna formando la ola, entonando el clásico “oe, oe, oe” y haciendo planes para la Final.

“Vamos Monterrey, queremos la Copa”, era un cántico que La Adicción generó desde La Herradura para el resto de la tribuna.

Al 48’, Luis Pérez estrelló un disparo de media distancia en el travesaño y al 60’ confirmó su estatus de “jugadorazo”, al generar el 2 0 que sepultó al Atlante.

Entró al área, fintó tocar de taco, pero desbordó antes de servir al centro, donde Franco empujó a las redes.

Monterrey era dueño del balón, del partido, del pase a la ,Final, y ahora era momento de divertirse, de acariciar maliciosamente el balón, mirando siempre la portería contraria.

Y al 69’, Sergio Pérez terminó la obra, al ponerles la cruz a los Potros. Ismael Rodríguez entró al área por izquierda y sirvió a segundo poste, donde el “Alvin” llegó a mandar el balón al fondo de las redes. Mario Hernández Lash hizo el 3-1 para el Atlante, al 86’.

Al final, a los aficionados se les enchinó la piel recordando el espíritu de esta tierra, al cantar a coro el corrido de Monterrey.”Tengo orgullo de ser del norte, de esta tierra de ensueño”, cantaron con orgullo, siguiendo la música del sonido local.

Los Rayados están en la Final y lo hacen con esa ambición, inspiración y orden defensivo que tienen los campeones. ¿Podrán ponerse ahora la corona?

César Vargas
[El Norte]