* Están los que usan la misma ropa.
* Están los que llevan amuletos.
* Los que hacen promesas, los que imploran mirando al cielo.
* Los que creen en supersticiones.
* Están los que siguen corriendo cuando les tiemblan las piernas.
* Los que siguen jugando cuando se acaba el aire.
* Los que siguen luchando cuando todo luce perdido, como si fuera la última vez, convencidos de que la vida misma es un desafío.
* Sufren pero no se quejan, porque sabe que el dolor pasa, el sudor se seca. El cansancio se termina.
* Pero hay algo que nunca desaparecerá: la satisfacción de luchar y haberlo logrado.
* En sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos, en sus venas corre la misma cantidad de sangre; lo que los hace diferentes es su espíritu.
* La determinación de alcanzar la cima.
* Una cima a la que no se llega superando a los demás, sino a uno mismo.

Para reflexionar...

Con toda la energía y felicidad, Naide Gomes (Portugal) Record Nacional de Salto de longitud en Madrid 2005.

Al igual que muchos otros jóvenes de la época, un grupo de amigos decidió crear un club deportivo para jugar al deporte que los ingleses llamaban football. El nombre del equipo, decidieron, sería el de Juventus.

Logo Juventus

Historia de un grande

Era 1897 y la Juve era un equipo más de la ciudad de Turín, el campeonato italiano contaba con cuatro equipos, se jugaba en una mañana y atraía a poco menos de 100 espectadores.

La Liga italiana evolucionó para dar cabida al gran número de equipos que florecían por toda Italia y en 1929 se constituyó definitivamente como la conocemos hoy.

Para entonces la Juve había ganado ya un título en 1905 y su originaria camisa rosa había sido sustituída por la blanca y negra que les identifica.

En 1923 el primer Agnelli llega a la presidencia del equipo. Era Edoardo y él fue el que trajo el primer entrenador profesional al equipo y uno de sus primeros fichajes, el interior izquierdo húngaro Hirzer.

El trabajo de ambos fue clave para que la Juve consiguiera su segundo título, el de 1925. La gestión de Agnelli y el apoyo económico que este brindó al club permitió al equipo turinés reforzase con las estrellas del momento que le harían ganar cinco campeonatos consecutivos, empezando en 1930.

Otro Agnelli, Giovanni, llegó a la presidencia en 1947 y ocho años después fue sustituido por su hermano Umberto. Ambos trajeron al equipo a los mejores jugadores de Italia y Europa, Hansen, Praest, Boniperti, Omar Sivori y John Charles entre otros llevaron a la Juventus a alcanzar la primera decena de títulos, ganando así el derecho a lucir en su camiseta la estrella amarilla que le identifica como deca campeones.

La mezcla de dinero, talento y trabajo funcionó entonces y continuó funcionando durante los 60, 70 y 80. El equipo sumaba en 1986 nueve campeonatos nacionales más y las tres competiciones europeas, Copa de Europa, UEFA y Recopa. La Bella Señora era una colección de estrellas Platini, Bonieck, Zoff, Scirea, Tardelli…

¿Para que cambiar una fórmula que funciona? La Juventus siguió invirtiendo sabiamente su dinero y a las estrellas del pasado unió las del presene, Del Piero, Zidane, Inzaghi… y a los títulos del pasado unió los nuevos, la Copa de Europa, la Super Copa y la Intercontinental.

En total 25 campeonatos de la Liga Italiana, 9 Copas de Italia, 2 Copas de Europa, 1 Recopa, 3 Copas de la UEFA, 2 Super Copas de Europa, 2 Copas Intercontinentales forman el currículum de la “Bella Señora” italiana.

[Univision Online]